La quinua, nuestro quinto informe de Combate

5101073652_18b00a3154_bConocido en la América andina desde hace al menos 7.000 años, la quinoa ha sido un pilar de la alimentación para los pueblos andinos durante generaciones. Los incas lo llamaban el «cereal madre» por su alto valor nutricional. Hasta hace poco ha sido prácticamente un desconocido fuera de los paí­ses de origen, pero la divulgación de sus cualidades nutritivas y culinarias ha provocado un notable aumento de su consumo, principalmente en paí­ses desarrollados.

Dedicamos nuestro quinto Informe de Combate a este pseudocereal que el presidente de Bolivia, Evo Morales, ha llamado el «regalo ancestral de los pueblos andinos». Un producto cuyo consumo hasta hace poco se habí­a reducido a la franja occidental del Cono sur de América, pero que se extiende ahora con rapidez por medio mundo. Así­, según la FAO, entre el año 2005 y el 2011, el volumen mundial producido aumentó un 37,3% pasando de 58.443 a 80.241 toneladas

La quinoa, a diferencia de otros productos analizados en estos Informes de Combate, se ha posicionado como una de las principales alternativas para una alimentación más sana y justa y su comercialización se produce fundamentalmente a través de cooperativas de Comercio Justo. En el Informe analizamos así­ las bondades del cultivo de este producto, pero no queremos perder el espí­ritu crí­tico y nos preguntamos también por el impacto negativo que ha tenido esta creciente moda, desde el incremento del precio del grano (casi se ha triplicado en unos pocos años) al aumento de la superficie cultivada, con el consecuente riesgo al acaparamiento y la concentración de tierras.

Los Informes de Combate son fichas sobre productos que realizamos mensualmente en exclusiva para nuestros mecenas. Si quieres recibir estos Informes de Combate, te animamos a que te informes de cómo suscribirte y a que nos ayudes a seguir investigando de dónde procede lo que consumimos.