La carne, nuestro sexto Informe de Combate

1352560_54939990La carne se ha convertido en un producto habitual de nuestra dieta cotidiana. Considerado antes como un alimento para dí­as señalados o reservado para el dí­a a dí­a de las clases altas, ahora consumimos carne, en su mayorí­a cerdo, ternera o aves, en casi todas nuestras comidas. Según la FAO, ingerimos una media de 79,3 kilos anuales por persona en los paí­ses desarrollados, una cifra a la que se acercan rápidamente en los paí­ses en desarrollo, que consumen de media 43,1 kilos por persona y año.

El incremento en el consumo no ha estado exento de polémica. El sector se ha concentrado y las pequeñas granjas de toda la vida han pasado a ser grandes conglomerados donde los animales viven en unos pocos metros cuadrados. El rechazo a este tipo de maltrato animal ha sido un factor fundamental en el aumento del número de vegetarianos, pero hay que tener en cuenta otros elementos, como la alta contaminación del sector o los efectos del exceso de carne en el organismo.

De todos esto hablamos en nuestro sexto Carro de Combate, que hemos dedicado a la industria cárnica, donde repasamos la cadena de este sector, desde la deforestación o la sobrepesca para la producción de piensos, a la contaminación de las granjas – con el caso extremo de la Bretaña francesa y sus playas verdes cubiertas de un alga tóxica desarrollada gracias a los nitratos emitidos por estas instalaciones – o la homogeneidad de las razas por la selección genética de las más rentables.

Los Informes de Combate son fichas sobre productos que realizamos mensualmente en exclusiva para nuestros mecenas. Si quieres recibir estos Informes de Combate, te animamos a que te informes de cómo suscribirte y a que nos ayudes a seguir investigando de dónde procede lo que consumimos.