¿Cuántos kilómetros recorren las frutas que consumes?

1368984_29685571Los alimentos kilométricos, aquellos que proceden de miles de kilómetros de distancia, se han implantado en nuestras mesas. Según un informe de Amigos de la Tierra, en 2007 se importaron 29,25 millones de toneladas de alimentos, un 53% más que en 1995. Las frutas, con una media de unos 6.000 kilómetros recorridos hasta llegar al punto de venta, es uno de los productos con una mayor huella en transporte.

La industria ha tentado con éxito durante las últimas décadas a los consumidores con las jugosas frutas tropicales o con la disponibilidad de las frutas de siempre a lo largo de todo el año y no sólo durante la época de cosecha. Y esto se ha conseguido importando. Un ejemplo de este éxito es la piña, que ahora se ha convertido en una fruta de consumo corriente a pesar de que procede mayoritariamente de Costa Rica.

Pero las frutas son un producto perecedero, por lo que los sistemas de conservación también han tenido que adaptarse para que las frutas sigan pareciendo frescas después de haber recorrido esa larga distancia. Uno de los principales enemigos son los hongos, por lo que a las frutas se les añaden fungicidas como el Orto-fenilfenol, del que se han encontrado indicios de toxicidad para el ser humano de nivel bajo a moderado. El Tiabendazol, otro fungicida usado en la fruta, está relacionado con la aparición de náuseas, vómitos y mareos. Estos compuestos se usan externamente, por lo que es recomendable deshechar las pieles o limpiar bien antes de consumirlas.

Durante los últimos años, ha comenzado además a utilizarse el conservante SmartFresh (1-metilciclopropeno), que alarga la vida de las frutas. Es especialmente popular para las manzanas cuya vida puede alargar hasta 1 año. Aunque es considerado seguro para el consumo, su uso generalmente no figura en las etiquetas a pesar de que el efecto puede afectar a las cualidades nutritivas de la fruta por pérdida de vitaminas. Por último, el dióxido de azufre se usa a menudo como conservante en las frutas desecadas.

Este artí­culo forma parte del Informe de Combate sobre la industria de la fruta que publicamos el pasado mes de marzo. Los Informes de Combate son fichas sobre productos que realizamos mensualmente en exclusiva para nuestros mecenas donde analizamos el impacto social y medioambiental de la cadena de producción de diferentes sectores. Si quieres recibir estos Informes de Combate, te animamos a que te informes de cómo suscribirte y a que nos ayudes a seguir investigando de dónde procede lo que consumimos.

La fruta es además uno de los veinte productos que analizamos en nuestro último libro “Carro de Combate”.

faldon_mecenas