Las cuentas de Carro de Combate

Como ya os hemos contado recientemente, en Carro de Combate acabamos de cumplir tres intensos años en los que nos hemos centrado fundamentalemente en investigar la procedencia de aquello que consumimos cada día. Lo hemos hecho fundamentalmente gracias a los mecenas que, desde que lanzamos en 2012 la campaña para escribir el libro ‘Amarga Dulzura’, en el que analizamos la industria del azúcar, nos han apoyado para que pudiéramos sufragar viajes y pagar los costos, que son muchos, relacionados con este tipo de investigaciones.

Nuestros recursos son todavía limitados. El proyecto Carro de Combate lo conforman tan sólo cuatro personas que dedican sus ratos libres a este proyecto, puesto que ninguna de nosotras recibe, al menos por el momento, remuneración por él. Eso supone que el tiempo que podemos dedicarle es limitado y muchas veces no nos alcanza para abarcar todo lo que nos gustaría hacer.

En estos dos años, hemos recaudado un total de 5335 euros, una vez descontadas las tasas que nos cobra Paypal. Es una cantidad muy modesta, si tenemos en cuenta el dinero que es necesario para realizar este tipo de investigaciones, aunque las aportaciones de los mecenas nos han permitido cubrir algunos de los gastos más onerosos. No obstante es cierto que, aunque la figura del mecenazgo siempre ha estado abierta, sólo hemos hecho una campaña de crowdfunding en estos tres años, cuando lanzamos el libro Amarga Dulzura, por lo que el ritmo de mecenazgos fue mucho mayor durante el primer año que durante el segundo.

cuentas_carro

Pero no podemos decir que no estemos contentas. Durante estos dos años 254 personas han sido nuestros mecenas y han colaborado con cantidades que van desde los 5 a los 200 euros. La aportación que se ha repetido con mayor frecuencia han sido 20 euros. Hoy en día, 123 personas continúan siendo nuestros mecenas y nos aportan no sólo un apoyo económico sino su consejo constante sobre la información que vamos publicando.

En cuanto a los gastos, la mayor parte del dinero lo hemos destinado a los costes de la investigación y de la impresión de Amarga Dulzura, como podéis ver en la imagen. También ha habido algunos gastos relacionados a la actividad diaria de Carro de Combate, como el alta como Asociación sin Ánimo de Lucro.

Por otra parte, una buena parte de lo recaudado lo estamos guardando para nuestra próxima investigación sobre el aceite de palma que lanzaremos el próximo mes de septiembre y en la que, como suele ser habitual, analizaremos la cadena de producción de este aceite que se encuentra en aproximadamente la mitad de los productos que se venden en un supermercado. Para ellos viajaremos a los principales países exportadores, Malasia e Indonesia, y a otros lugares donde el avance de estas plantaciones está suponiendo un problema para las comunidades locales, como en Colombia, y, si los fondos nos lo permiten, en África. Así que si quieres ayudarnos a que sigamos investigando y a que tengamos los medios suficientes para llevar a cabo esta investigación, recuerda que puedes hacerte mecenas de Carro de Combate aquí, con la cantidad que quieras.

faldon_mecenas