Analizamos la industria de los huevos en nuestro nuevo Informe de Combate

informe_HUEVOSSe tiene noticia de que la humanidad consume huevos desde hace unos 8.000 años; son, para muchos pueblos, una de las principales fuentes de proteína animal, pues son fáciles de obtener y por tanto, baratos. Los huevos que consumimos son óvulos no fecundados; si el huevo está fecundado, la gallina se pone clueca y anida. Sin embargo, en muchos países asiáticos, se comen huevos de pato fecundados, en los que el embrión puede estar en diferentes fases de crecimiento.

Durante las últimas décadas, el consumo de huevos por persona y año ha crecido de forma constante en todo el mundo, especialmente en zonas en desarrollo. Al mismo tiempo se ha creado toda una industria de producción de huevos, que ha incrementado notablemente la productividad pero que ha traído consigo también importantes impactos medioambientales y cuestiones éticas sobre los derechos de los animales que son tratados como máquinas de producción.

En el informe repasamos la cadena de producción de esta industria y éstos y otros impactos de forma amena y didáctica. Los Informes de Combate son fichas sobre productos que realizamos mensualmente para nuestros mecenas donde analizamos el impacto social y medioambiental de la cadena de producción de diferentes sectores. Es una pequeña recompensa que damos a aquellos que nos ayudan a investigar de dónde procede lo que consumimos.

Si quieres ser uno de ellos, puedes colaborar en nuestro crowdfunding en Goteo para investigar el aceite de palma o te puedes suscribir como mecenas a través de nuestra web. Sólo nos quedan 9 días para llegar al óptimo que nos permitirá ampliar nuestra investigación a África y otros países de Latinoamérica y Asia.  ¡Ayúdanos a seguir investigando!

banner_small