Por qué la cumbre de París sobre el clima es crucial en 8 datos

955d558e53c346b7-19428

La Cumbre de Naciones Unidas sobre el Clima (COP21) acaba de abrir sus puertas en París con el objetivo de alcanzar un acuerdo decisivo que pueda revertir el ya tangible cambio climático. Algunos son muy optimistas sobre lo que este encuentro de países puede suponer en esta lucha, mientras que los más pesimistas creen que será otro papel que terminará mojado. En cualquier caso, la necesidad de cambiar de rumbo, tanto por parte de gobiernos como de ciudadanos, es evidente si se analizan algunos datos:

1. Estamos a mitad de camino de nuestro límite de temperatura. Los científicos han establecido el límite de dos grados con respecto a los niveles previos a la Revolución Industrial como el máximo que deberíamos permitir que la temperatura se incremente para evitar consecuencias climáticas trágicas.  Según la Agencia Metereológica Mundial, la temperatura media global en superficie en 2015 será, probablemente, la más cálida de la que se tiene constancia y alcanzará el importante umbral simbólico de 1 grado. Si la acción humana continúa como hasta ahora, en 2100 se alcanzarán 4 grados más que antes de la Revolución Industrial.

2. La concentración de CO2 en la atmósfera es mayor que nunca. Este gráfico de la Nasa lo representa con claridad. Durante 650.000 años nunca se había sobrepasado la línea de 300.000 partes por millón de CO2. Ese umbral se sobrepasó en los años 50. Ahora se han superado las 400.000 partes por millón.

nasa_co2

3. Los desastres climáticos están aumentando. Una de las consecuencias de estos cambios, sospechan los expertos, es el aumento de los desastres climáticos y de las condiciones climáticas extremas. Se han incrementado sobre todo las inundaciones y las tormentas tipo ciclón o tifones.

Graphic shows trend in extreme weather events 1970-2005; increasing number of floods and storms expected due to climate change; U.N. Climate Change Conference in Copenhagen Dec. 7-18. MCT 2009<p> 06000000; 17000000; ENV; krtenvironment environment; krtweather weather; krtworld world; WEA; krt; mctgraphic; 06011000; 17002000; environmental issue; global change; global warming; 17004000; 17005000; statistics statistic; warning; climate change; conference; cop15; copenhagen; disaster; drought; event; extreme; floods; logo; slide; storm; wind; krt mct e krtaarhus mctaarhus; polli; scheibe; 2009; krt2009

4. No estamos reduciendo la deforestación. Durante los últimos años hemos leído numerosas noticias optimistas sobre cómo Brasil está frenando la deforestación en la Amazonia. Sin duda una buena noticia, pero la deforestación no se está reduciendo en sí, si no que se está desplazando a otros países, como Camboya, Sierra Leona, Madagascar o, más cerca de Brasil, Paraguay y Uruguay, según la iniciativa Global Forest Watch. Este año la deforestación en Indonesia ha sido además mayor a otros años y los incendios para limpiar el terreno han hecho que el país asiático se convierta en el principal emisor de gases de efecto invernadero del mundo.

w704

5. Las especies están desapareciendo más rápido que nunca. Un reciente estudio asegura que la velocidad con la que están desapareciendo especies desde el siglo XX es 100 veces mayor que la tasa natural y que nos acercamos a la sexta extinción masiva. Los investigadores del estudio aseguran además que esta sexta extinción masiva se diferencia de las cinco anteriores por dos motivos: por primera vez no está provocada por causas naturales y está ocurriendo en un periodo de tiempo mucho más corto.

6. Ya hay islas y regiones que están empezando a sumergirse. El incremento de la temperatura terrestre trae consigo el deshielo de los polos y, como consecuencia, el aumento del nivel del mar. Las zonas más bajas corren el riesgo de desaparecer y algunas islas de India y Bangladesh ya se han sumergido bajo las aguas.

7. Los refugiados no son sólo políticos, también son climáticos. Mucho se ha hablado durante los últimos meses de los refugiados que intentan entrar en Europa procedentes principalmente de Siria. Pero no sólo los conflictos provocan grandes migraciones. Las dificultades derivadas de los cambios climatológicos también harán que millones de personas tengan que emigrar de sus lugares de origen. Algunas, de hecho, ya han empezado a hacerlo.

8. Los últimos acuerdos han sido poco eficaces. Quizá sea uno de los datos más importantes de todos. Las cumbres han fracasado de forma repetida y apenas han sido capaces de conseguir acuerdos sustanciosos. Y aquellos que lo eran, no han obtenidos los resultados esperados. Por ejemplo, el Protocolo de Kioto, acordado en 1997 y que entró en vigor en 2005, tenía como objetivo fundamental reducir las emisiones mundiales de CO2. Sin embargo, como se ve en este gráfico de los compañeros de Ballena Blanca, las emisiones no han hecho más que aumentar desde entonces.

cumbres-clima-cop-1112x740