Publicamos un nuevo Informe de Combate sobre el pan

El pan es un alimento de consumo básico en decenas de países del mundo y en algunas culturas está presente en prácticamente todas las comidas del día. Por ello, hemos querido dedicarle nuestro nuevo Informe de Combate, en el que analizamos las principales características de esta industria, así como sus impactos más importantes.

No está claro cuándo empezó a fabricarse pan por primera vez, aunque se cree que en la prehistoria ya comenzaron a elaborarse masas a partir de harina y agua. Sería durante la época del Antiguo Egipto cuando, probablemente por un descuido, se descubrió que el pan quedaba más esponjoso si se dejaba fermentar antes. 

Desde entonces la industria ha cambiado drásticamente y ahora cada vez más se consume pan industrial. En nuestro Informe de Combate analizamos el impacto que esta transformación ha tenido, tanto en la calidad del pan que consumimos como en la información que l@s comprador@s reciben. Nos centramos además en los impactos medioambientales del trigo, la principal materia prima del pan, en la moda de la masa madre o en la nueva regulación sobre pan que se acaba de aprobar en España.

Los Informes de Combate son fichas sectoriales en las que repasamos de forma gráfica y didáctica los rasgos más destacados de una industria o producto, así como sus principales problemáticas y sus alternativas. Como agradecimiento al apoyo de nuestr@s maravillos@s mecenas para poder seguir investigando, los Informes de Combate se publican primero de forma exclusiva para ellos, aunque los liberamos gradualmente.

Si aún no eres mecenas y quieres poder acceder desde ya a este informe – y otra veintena de ellos, más nuestros libros sobre diversas industrias – puedes convertirte en uno desde tan sólo 15 euros al año pinchando en este link. Nos ayudarás además a seguir investigando de dónde procede lo que consumes.