2019: un impulso para el futuro en Carro de Combate

Aún tenemos la resaca del 2019 en nuestras venas. Ha sido un año complicado para Carro de Combate. Como ya prometimos en el crowdfunding que realizamos en 2018, necesitábamos este año para reorganizarnos como proyecto, para medir nuestras fuerzas y para volver a lo que más nos gusta: investigar de dónde procede lo que consumimos.

Y en este 2019 lo hemos hecho. Hemos vuelto a investigar una nueva industria, la de la soja, que como ocurría con la del aceite de palma, forma parte de nuestra vida diaria aunque el tofu no esté en nuestro menú. Así, buena parte de los piensos que utiliza la industria cárnica son a base de soja, mientras que algunos de sus derivados, como la lecitina, pueden encontrarse a menudo en los ultraprocesados que tan a menudo consumimos hoy en día.

Ha sido una investigación menos ambiciosa que la del aceite de palma – también contábamos con menos recursos – en la que nos hemos centrado en Latinoamérica, uno de los principales centros de producción de esta industria. Desgranamos las principales conclusiones de la investigación en una serie de tres artículos en nuestra web que podéis leer aquí:

Esta investigación de la soja fue además parte de nuestra principal novedad del año pasado, nuestro nuevo libro, ‘Los monocultivos que conquistaron el mundo’. El libro, que resume siete años de investigaciones de Carro de Combate, analiza cómo nuestro modelo alimentario se ha industrializado respondiendo a una lógica del beneficio máximo: ya no se trata de cultivar alimentos, sino de producir insumos industriales. Y su mayor expresión ha sido el monocultivo, un modelo que ha traído consigo importante problemáticas sociales y medioambientales y que ha definido lo que comemos hoy en día: pensamos que cada vez tenemos mayor variedad de alimentos, pero lo cierto es que cada vez nos alimentamos de una menor biodiversidad de plantas y animales.

Recorremos así la historia de la agricultura y nos centramos en algunos de sus principales ‘monarcas’, como los llamaba Eduardo Galeano: la caña de azúcar, la palma aceitera y la soja. Y terminamos con una reflexión sobre el futuro y sobre lo que el auge del maíz puede suponer en nuestra alimentación.

Otro de los contenidos que más ganas teníamos de recuperar eran los Informes de Combate y otras fichas similares. Y así lo hicimos. Publicamos un Informe de Combate sobre  el pan y una ficha sobre las legumbres centrada en la alimentación infantil. En unos días publicaremos además otra ficha que tenemos pendiente sobre el aguacate. Nuestra intención en este 2020 es actualizar los Informes de Combate que ya tenemos elaborados, pero dependerá del presupuesto que tengamos disponible para 2020.

Otro de los cambios de este año ha sido el rediseño de nuestra newsletter mensual sobre consumo crítico. Nuestro objetivo era centrarnos menos en los contenidos de Carro de Combate y daros un contenido que fuera más útil para vosotr@s. Así, recopilamos algunas de las principales novedades sobre economía social y solidaria o sobre sostenibilidad, con proyectos interesantes, artículos recomendados y mucho más. Te recordamos que la última newsletter la dedicamos a las Navidades y a dar consejos para que el consumo durante estas fechas no sea tan alocado.Y si aún no estás suscrit@ y quieres recibirla mensualmente, puedes apuntarte aquí.

Y durante este 2019 hemos publicado muchos más contenidos, tanto en nuestra web como en colaboración con otros proyectos. Una de las experiencias con las que más disfrutamos fue contando la Cumbre del Clima que se celebró en Madrid, la COP25, gracias a una colaboración con Climática, el primer medio en España especializado en la crisis climática.

Además, hemos comenzado a realizar más eventos en ciudades españolas, y este año hemos visitado Madrid, Barcelona, Córdoba, Mérida y Vitoria. Durante el 2020 esperamos que más destinos se añadan a la lista.

Y, por supuesto, hemos reeditado nuestra Agenda de Consumo Responsable 2020, para que pudiera llegar a donde no pudo en 2019. Como much@s ya sabéis, la agenda traza un camino para iniciarse en el consumo sostenible y desgrana, semana a semana, consejos para avanzar hacia un consumo más consciente, crítico y responsable.

Estamos ya trabajando en los proyectos de 2020. Este año tenemos más ganas que nunca de investigar nuevas industrias y de contarte qué hay detrás de lo que consumimos. Lanzaremos una nueva investigación en profundidad, similar a la del aceite de palma. Pondremos además mucho el foco en la crisis climática, aunque sin olvidar los impactos sociales que vienen ligados a nuestro consumo. Pero todo dependerá de los recursos que tengamos. El crowdfunding de 2018 incluía la supervivencia del proyecto durante, tan sólo, los seis primeros meses de 2019. Y, sin embargo, aquí seguimos.

Pero necesitamos una mayor profesionalización para que el proyecto no muera. En 2020 intentaremos diversificar nuestras fuentes de ingresos pero para un proyecto como el nuestro, que investiga industrias, no tiene mucho sentido que aceptemos publicidad. Y eso quiere decir que la tarea es doblemente difícil para nosotras y que dependemos a vida o muerte de nuestros mecenas. Por ello, si quieres ayudarnos a que podamos seguir realizando este trabajo en 2020, no esperes más y hazte mecenas ya. ¡Además, aún estás a tiempo de llevarte una de nuestras Agendas de Consumos Responsable 2020 de regalo! Hazte mecenas aquí