La Economí­a Solidaria crece en Madrid

¿Qué pueden tener en común una empresa de reformas, una academia de idiomas, una consultorí­a, una clí­nica de fisioterapia y una tienda con las últimas tendencias en cosmética? Pues aunque no lo creas, que todas pueden ser empresas éticas.

feria economí­a solidaria

Efectivamente, aunque cuando hablamos de economí­a solidaria mucha gente piensa tan sólo en productos de comercio justo y alimentos ecológicos, la realidad es que este concepto va mucho más allá de estos dos productos, y abarca ámbitos y sectores en los que ni quiera habí­amos pensado. Surgidos muchos de ellos en los últimos años al albor de la crisis que ha dejado millones de parados con ganas de trabajar e innovar y de los movimientos sociales que se han activado por todo el paí­s, los negocios que forman esta nueva Economí­a Solidaria van desde medios de comunicación a energí­as renovables, pasando por banca ética, seguros, sector textil e incluso distribución.

Esto es lo que ha dejado en evidencia la segunda edición de la Feria de Economí­a Solidaria, organizada por el Mercado Social de Madrid y la Red de Economí­a Alternativa y Solidaria de Madrid (REAS). El encuentro, que tuvo lugar el pasado fin de semana en Matadero, ha permitido a miles de visitantes acercarse a empresas éticas que ofrecen prácticamente de todo y a precios ajustados a lo que demanda el mercado. Cooperativas de profesores, empresas de cosmética, consultorí­a, investigación social, hasta psicologí­a, fisioterapia y un buen número de asociaciones dedicadas a la comunicación.

Economia_solidaria

Empresas diversas pero con algo en común: todas promueven estructuras horizontales, buscan proveedores éticos, se dirigen a consumidores responsables y comparten la filosofí­a de que nuestra forma de consumir también puede ser generadora de una cambio social.

Para el consumidor, la gran ventaja del Mercado Social es que le permite saber a dónde dirigirse si quiere consumir de una manera responsable, algo que no siempre es fácil y de lo que ya hemos hablado en otras ocasiones. Porque bajo este paraguas se aglutinan cerca de 50 entidades de economí­a solidaria que no sólo trabajan de forma organizada sino que además evalúan lo que hacen a través de su Balance Social: una especie de «˜consultorí­a interna»™ para saber cómo evolucionan en criterios clave como, por ejemplo, compromiso con el entorno, sostenibilidad, polí­ticas laborales, igualdad, democracia interna»¦ De esta forma se verán los puntos fuertes y débiles de cada empresa para que éstas sepan dónde y cómo pueden mejorar. Un proyecto arduo financiado a través de crowfounding y que permitirá asegurar que todos los participantes del mercado social trabajan para introducir criterios éticos y solidarios en su dí­a a dí­a. Algo que no siempre es tan fácil de aplicar, incluso cuando se tiene la intención.

* Copyright fotos: Mercado Social de Madrid. Mas imágenes en su cuenta de Flickr.