Turistificación en Barcelona: algunas reflexiones sobre el consumo turístico y la gentrificación

Hoy os invitamos a leer a Natalia Jojart, que nos hizo llegar estas interesantes reflexiones en su trabajo final del Curso Consumo de Combate en la plataforma de El Salmón Contracorriente. Recuerda que ya puedes reservar tu plaza para la próxima edición del curso, que tendrá lugar en marzo del próximo año, al mismo tiempo que nos ayudas a conseguir los fondos que necesitamos para seguir investigando el próximo año en el crowdfunding que hemos lanzado en Goteo

El turismo y la manera en que lo consumos tienen una relación de peso. La forma en que invertimos nuestro ocio repercute en la economía local, y tiene un impacto directo en los vecinos y en las nuevas formas de cultura. Para el caso de Barcelona, estamos hablando de una industria que genera un 12 % del PIB catalán [1].
La estética de un nuevo consumidor, joven y co-gestor, aparentemente interesado en el impacto de su consumo, con acceso a la información desde las nuevas plataformas tecnológicas, llega hasta las mal llamadas economías colaborativas, como por ejemplo Airbnb. Lo que comenzó con el eslogan de una gran idea abanderando un tipo de economía diferente, se ha convertido hoy en una plataforma con más de 17,221 ofertas para la ciudad de Barcelona -según datos tomados el 03 de septiembre de 2018 en la plataforma Inside Airbnb- formado por un conglomerado de inmobiliarias que gestionan un elevado número de pisos en la ciudad y de dudosa presunción sobre su afán colaborativo.

A raíz de este nuevo escenario y las numerosas protestas vecinales y estudios estadísticos realizados sobre esta nueva realidad, se ha empezado a visibilizar un nuevo problema que tiene un enorme impacto sobre la sociedad. A partir de aquí, se ha vuelto a renombrar el término, gentrificación. Término acuñado en el contexto urbano londinense [2], que hace referencia a procesos de renovación urbana de viejas zonas céntricas de las ciudades producto del arribo de estratos medios y altos, y el desplazamiento de sectores pobres que residen en ellos. Así, la gentrificación comenzó en el barrio Gótic de Barcelona en los años 80 y se ha extendido a barrios como el Poble Sec, y muy recientemente en Sant Antoni con la inauguración del mercado.

Las nuevas formas de alojamiento turístico están ocasionando una transformación de las estructuras sociodemográficas de determinados barrios [3]. El 20 de agosto del 2014 se realizaba la primera manifestación espontánea en contra del turismo desenfrenado en el barrio de la Barceloneta, y desde entonces las protestas se han convertido en un habitual constante ante la falta de soluciones, las cuales han provocado un aumento de la organización barrial entorno al tema, creándose sindicatos de barrio, y la organización de campañas para denunciar pisos turísticos ilegales [4].

Con todos estos datos ya no solo se habla de gentrificación, sino que se ha comenzado a utilizarse el término turistificacion, entendido como una ola de turistas que desplaza al vecindario autóctono. Antonio López Gay, doctor en Demografía, explica que al igual que en el proceso de gentrificación clásica,lo que se produce es una competencia por el territorio y produce una sustitución por clases sociales más altas y no necesariamente hay pérdida de población, en la turistificación sí se produce un descenso poblacional [5].

Ante este grave escenario, no se trata de no hacer turismo, sino más bien se trata de informarse ante cada acto de consumo que producimos. Por lo tanto, la tarea no es sólo de quien consume, sino también de las autoridades competentes, que deben ayudar a redirigir la salida del monocultivo turístico en el que nos encontramos y a desenmascarar las alianzas públicos-privadas de un sector que no genera economías ciudadanas sino burguesas dirigidas por intereses de grandes lobbies.

Así pues, desde las diferentes plataformas en lucha no se reclama un freno total del turismo, sino un decrecimiento del mismo para que puedan convivir vecinos y turistas, y que el sector inmobiliario privado se co-responsabilice ante la emergencia habitacional que actualmente estamos viviendo. Por ello, algunas de las propuestas ciudadanas que se han ido planteando en los encuentros vecinales, fueron por ejemplo, aumentar el control de los pisos legales, la aplicación de elevadas sanciones, un máximo de licencias, un control sobre el tipo de oferta y publicidad que se ofrece en la conocida marca Barcelona, etc. Todo ello, se piensa que podría conducir hacia un turismo más responsable, más sano, menos opaco, y en definitiva más coherente con el ciudadano.

A demás, desde el papel como consumidores podemos replantear nuestra manera de hacer turismo en torno a los kilómetros a recorrer, dando oportunidades a zonas del país inexploradas, rutas en medios de transportes más sostenibles, dónde el principal componente es la información y unirte a la ciudad que habites [6]. Otras opciones de hacer turismo, serian por ejemplo, el voluntariado y el trabajo no remunerado como proponen desde wwoof, o el préstamo de tu sofá a través de la plataforma Couchsurfing, todas ellas buenas propuestas hacia un turismo más sostenible. No obstante, la oferta de turismo con voluntariado ha generado ciertas reticencias, y ha sido duramente criticado en los últimos tiempos [7], aunque siempre la información puede ayudar a tomar la mejor decisión.

 

Natalia Jojart, nació en Argentina, y actualmente vive en Catalunya. Licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad Nacional en Costa Rica, y Máster en Cooperación Internacional(UB) y Estudios Ambientales (UAB),trabajadora en una granería antigua de barrio, comprometida por el medio ambiente y por un modelo de consumo más responsable y ético.

 

Bibliografía citada:

1http://economia.gencat.cat/ca/70_ambits_actuacio/economia_catalana/trets/003-estructura-productiva/035-turisme/.

2GLASS, R., 1964. London, Aspects of Change. Londres, Macgibbon & Kee.

3http://ced.uab.es/wp-content/uploads/2016/07/Lopez_Gay_Cocola_XV-CONGRESO-POBLACI%C3%93N-ESPA%C3%91OLA4.pdf

4http://www.fairtourism.barcelona/es/

5http://www.rtve.es/noticias/20170810/turistificacion-burbuja-amenaza-no-solo-vecinos-sino-propio-sector/1595401.shtml.

6https://destinet.eu/who-who/civil-society-ngos/ecotrans/

7https://www.elconfidencial.com/mundo/2014-10-16/pagas-por-ser-voluntario-quiza-esten-haciendo-negocio-contigo_216840/.

Bibliografía recomendada:

https://www.elsaltodiario.com/ciudad/miles-de-personas-se-manifiestan-en-diez-ciudades-al-grito-de-no-se-vende

https://www.elsaltodiario.com/turismo/airbnb-maton-barrio-pamplona-casco-viejo-convivir

https://www.elsaltodiario.com/nuda-vida/gobernar-el-turismo

https://www.elsaltodiario.com/turismo/turismografias-masificacion-barcelona-antimodelo-internacional