Empezamos a aprender a leer etiquetas en mayo

El buen tiempo ya está aquí (aunque a veces no parece que termina de llegar) y mayo ya se ha asomado. Así que en nuestra Agenda de Consumo Responsable nos metemos de lleno en este nuevo mes, en el que empezaremos a mirar con lupa las etiquetas. Las etiquetas son el principal escaparate que las marcas tienen para vendernos un producto en el lugar de venta y saber leerlas es especialmente importante, porque pueden ofrecer información muy interesante. Son además especialmente importantes en el caso de los alimentos, ya que nos pueden dar claves sobre lo saludable que es el producto. Sin embargo, según VSF Justicia Alimentaria Global, un 64 por ciento de los consumidores  «no entiende prácticamente nada de lo que lee en las etiquetas donde se detallan los valores nutricionales y los ingredientes».

Quizá muchos ya sabréis, que la legislación sobre el etiquetado de los alimentos cambió en 2014, lo que supuso algunos avances interesantes que repasamos en este post en nuestro blog. Sin embargo, aún sigue habiendo algunas lagunas importantes, que repasamos en nuestra agenda durante este mes y el siguiente.

En primer lugar, es importante saber leer la tabla nutricional. Aquí tenéis algunos consejos interesantes, como mirar con mucha atención el tamaño de la porción que se utiliza en las referencias. Como os recomendamos en nuestra agenda, también es importante ver el orden de los ingredientes (están ordenados en orden decreciente según la proporción, así que si las grasas o las azúcares van primero, probablemente es un alimento poco saludable), intentar buscar productos con una lista de ingredientes que no sea muy larga (será más fácil luego buscar información sobre cada ingrediente), y reducir el número de productos de nuestra lista de la compra, para que no tengamos que hacer toda una investigación cada vez que vamos a comprar. Si eres diabético, estos consejos adicionales te vendrán bien.

Uno de nuestros consejos este mes es practicar el BOICOT POSITIVO, es decir, en vez de centrarse en aquello que no debes comprar, busca productos y proyectos positivos que sí debes apoyar con tus compras. Así, por ejemplo, en Carro de Combate publicamos hace un tiempo un directorio para comprar ropa de forma responsable en España.

En Esturirafi publicaron hace poco una guía de dónde comprar moda sostenible en España. En su tienda puedes además encontrar prácticamente todo lo que necesitas para comprar de forma más responsable. Otra buena opción online es la tienda de ‘Sin Plástico’, donde también se puede adquirir prácticamente todo lo que se necesita para avanzar hacia un consumo con menos residuos.

Y echa un vistazo a los posts de meses anteriores, porque allí también dejamos varios links a grupos de consumo, páginas de segunda mano u otras iniciativas de la economía solidaria.

¿Tienes más recomendaciones de consejos para leer las etiquetas o de proyectos con los que practicar el boicot positivo? ¡Ponlos en los comentarios!