Publicamos un nuevo Informe de Combate sobre el aguacate

Gracias a la financiación que obtuvimos en Goteo en 2018, publicamos un nuevo Informe de Combate sobre el aguacate, también conocido como palta. Se trata de un producto originario de Mesoamérica y muy popular en países como México y Colombia, donde es un elemento central de su gastronomía. Sin embargo, en los últimos años la demanda de aguacate se ha expandido de forma acelerada, debido al aumento del consumo en Europa y, sobre todo, en los Estados Unidos, donde la demanda se triplicó entre 2010 y 2017.

En gran parte, ese acelerado incremento del consumo tiene que ver con la fama que se le ha dado al aguacate de ser un «superalimento» con cualidades nutricionales supuestamente excepcionales. Y es verdad que el aguacate es un alimento muy saludable -aunque también muy graso-, pero no más que otros alimentos propios de la dieta mediterránea, como el tomate o los garbanzos. A menudo, la fama de «superalimentos» que se atribuye a ciertos productos es, antes que nada, una operación de marketing que busca aumentar la demanda de un alimento que se produce a miles de kilómetros de distancia de esos nuevos países consumidores. Esto genera varios impactos; entre ellos, un aumento del precio en los países de origen: en muchas ciudades mexicanas, en 2017, uno de los años del ‘boom’ del aguacate en los Estados Unidos, el precio de este fruto aumentó un 90% en un solo año. Esto supone que los mexicanos, para quienes tradicionalmente se trata de un elemento central en sus gastronomías, ven limitado su acceso a comer aguacate.

El cultivo deja también un reguero de consecuencias socioambientales debido, entre otras cosas, a la demanda de agua que implica el monocultivo. En la región chilena de Petrorca, el monocultivo de aguacates se ha asociado al desvío de ríos y a pozos ilegales. Pero también en España se ha denunciado la degradación ambiental que conlleva el aumento de la producción, en lugares como la malagueña Comarca de Aixarquía que, según la denuncia de Ecologistas en Acción, está al borde del colapso hídrico debido al auge de los cultivos tropicales.

Los Informes de Combate son fichas sectoriales monográficas en la que repasamos de forma didáctica y sencilla los rasgos más destacados de una cierta industria o producto, y damos cuenta de los principales impactos socioambientales asociados a su consumo, finalizando con un resumen de las posibles alternativas. Como agradecimiento al apoyo de nuestras y nuestros mecenas, única fuente de financiación de Carro de Combate, en un primer momento son ellxs quienes tienen acceso prioritario a los Informes, si bien los vamos liberando poco a poco.

Hazte mecenas y recibe este informe, así como los correspondientes a más de veinte productos que, desde 2013, hemos analizado, desde sólo 15 euros al año pinchando en este link. Nos ayudarás además a seguir investigando de dónde procede lo que consumes. Porque, si el consumo es un acto político, la primera batalla es la de la información.