Pistas para salir de la Matrix digital

Cada vez más, somos conscientes del grado en que las grandes empresas nos vigilan. Su lucrativo negocio es comerciar con los datos que les entregamos al hacer uso de sus servicios. Lo cierto es que los avances asociados a la inteligencia artificial (IA), el Big Data y los algoritmos han sido un revulsivo para el sistema capitalista y están transformando cada sector de la economía, de la cultura y también de nuestra vida cotidiana. En pocos años, se ha producido un acelerado proceso de concentración de este nuevo emporio económico en un pequeño puñado de empresas. Las más poderosas de entre ellas, “el Club de los Cinco”, acaparan cada vez más poder: Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft, también conocidas por el acrónimo GAFAM.

¿Hay, entonces, alternativas a la tupida Matrix de las GAFAM? Sí y no. Cada vez más, nos condicionan para que no tengamos escapatoria; pero, al mismo tiempo, la comunidad internauta ofrece servicios gratuitos y garantistas de nuestra privacidad. No es posible aquí ofrecer un listado exhaustivo ni actualizado, pues este tipo de iniciativas se expanden y se modifican a gran velocidad; pero sí creemos que una pequeña enumeración de herramientas alternativas a las GAFAM permite dimensionar hasta qué punto ese universo que es Internet está siendo constantemente disputado. Nos hemos basado para elaborar esta lista en este reportaje de Laia Tresserra y en este programa de Carne Cruda, donde podréis encontrar más detalles. Aquí un resumen de estas experiencias:

  • Firefox: el navegador de software libre por excelencia. Se puede configurar para borrar las ‘cookies’ una vez cerramos una pestaña en nuestro navegador. Las ‘cookies’ son diminutos archivos informáticos que envían los sitios web y quedan almacenados en nuestro navegador; así, los sitios web obtienen datos sobre nosotras que pueden ser técnicos (para controlar el tráfico y almacenar contenidos) pero que también pueden dirigirse a controlar el comportamiento del usuario y a crear un perfil específico con fines publicitarios.
  • Som conexió: servicio de telefonía ético.
  • Tor Project: garantiza la navegación privada.
  • Duck Duck Go: es uno de los buscadores más conocidos como alternativa a Google. Registra las palabras que buscamos, pero no las cede ni vende a terceros. De hecho, su lema es: “Google te rastrea, nosotros no”. Sin embargo, sus servidores se alojan en Amazon Web Services.
  • Ecosia: otra de las alternativas a Google más conocidas. Se compromete a plantar árboles por las búsquedas.
  • Startpage: es un buscador que garantiza la privacidad del usuario, pero lo hace negociando con Google.
  • Pangea.org: uno de los servicios más conocidos de alojamiento web y correo web.
  • Proton Mail: es un servicio de correo electrónico muy garantista de la privacidad. Tanto, que si el usuario pierde su contraseña, perderá la información de su correo, puesto que ni la propia empresa es capaz de relacionar los datos con la persona que los generó.
  • Riseup: colectivo autónomo con sede en Seattle que ofrece herramientas de comunicación a personas y colectivos que trabajan por el cambio social.
  • Etar: aplicación de calendario para el teléfono móvil.
  • Netx Cloud: programa de alojamiento de archivos; un Dropbox de código abierto, que está basado en trabajo comunitario.
  • Open Street Map: una alternativa al poderoso Google Maps, que se sostiene como proyecto colaborativo de mapas.
  • Telegram: servicio de mensajería alternativo a Whatsapp.
  • Signal: servicio de mensajería, más garantista que Telegram en términos de privacidad.
  • ChatSecure: servicio de mensajería que incluye la posibilidad de enviar mensajes anónimos con una encriptación “off the record”.

*Imagen: Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba