#YoMeSuboAlCarro: celebra con nosotras el octavo aniversario de Carro de Combate

Cuando hace unos meses empezamos a planear cómo queríamos celebrar nuestro siguiente aniversario, el octavo, soñábamos con poder estar, por primera vez, todas en Madrid en esas fechas y festejarlo con algunas de esas personas que tanto nos han apoyado durante estos años, nuestros mecenas. No hace falta explicar por qué no hemos podido cumplir ese sueño.

Nuestras vidas han dado un giro radical durante las últimas semanas, aunque es difícil decir de cuántos grados porque a veces parece que hayamos dado varias vueltas de campana. Algo que parecía imposible, pararlo todo (o casi), ha ocurrido. Hemos publicado ya varios artículos reflexionando sobre las implicaciones que esta pandemia podría tener en nuestras sociedades y nuestro consumo y sobre las lecciones que pensamos que habría que sacar, así que no vamos a ahondar en ello.

Porque aunque estemos confinadas y separadas, queremos seguir celebrando que un nuevo Primero de Mayo, un nuevo Día del Trabajador/a, cumplimos otro año. Y es sin duda una celebración, porque cada vuelta al Sol que damos en Carro de Combate implica mucho esfuerzo. Ya os hemos contado en más de una ocasión que hemos estado a punto de tirar la toalla en varias ocasiones. Probablemente, el momento más duro fue en 2018, cuando realmente nos planteamos echar la persiana de cierre porque el proyecto había crecido demasiado como para gestionarlo de forma no remunerada, como lo hacíamos.

Decidimos entonces hacer una última apuesta y lanzar una campaña de crowdfunding más ambiciosa que nos permitiera cubrir no sólo los gastos de los viajes para investigar, sino también las múltiples tareas de gestión y difusión que nos asfixiaban cada día. Llamamos a aquella campaña #SubeteAlCarro y para nosotras fue una bombona de oxígeno. Aunque no conseguimos todo el presupuesto que necesitábamos para funcionar durante todo el año, recaudamos lo suficiente para que el proyecto no muriera. El resto siguió viniendo de nuestro propio esfuerzo, pero al menos podíamos gestionar las tareas menos agradecidas.

Durante el último año nos hemos centrado en poner en marcha los objetivos que teníamos marcados y los hemos cumplido casi en un 100%. Así, hemos incrementado la frecuencia de nuestras publicaciones en la web, con reportajes, directorios de consumo responsable, entrevistas y editoriales sobre temas tan diversos como el textil, la pesca, el azúcar, el ecofeminismo o los incendios que asolaron el Amazonas. Y hemos publicado una nueva investigación, la de la industria de la soja, centrada en el Cono Sur Latinoamericano, y dos nuevos Informe de Combate, nuestras fichas didácticas donde resumimos los impactos socioambientales de cada producto, sobre el pan y el aguacate.

También hemos puesto en marcha una nueva newsletter, más dinámica e informal que la que teníamos antes, para ayudaros a navegar en la marea de información que hay en internet sobre consumo crítico y responsable. Cada mes, repasamos así las principales novedades que puedan interesar a consumidores críticos y responsables, los proyectos nuevos, artículos interesantes o nuevas opciones sostenibles. En definitiva, todas las claves para no perderse nada de lo que está ocurriendo en el mundo del consumo crítico. Si aún no estás apuntadx, puedes suscribirte aquí.

Y hemos reforzado nuestras redes sociales, especialmente en Instagram, donde os estamos contando muchas curiosidades sobre lo que compráis cada día (¡si aún no lo haces, síguenos en @carrocombate en Instagram y Twitter, y aquí en Facebook!). Además, durante las últimas semanas hemos lanzado la #CuarentenaDeCombate, una iniciativa para diseccionar los principales impactos sociales y medioambientales de algunos de los principales productos de consumo cotidiano como los huevos, el cacao o la electrónica. Podéis seguirla en nuestro Instagram.

Y por supuesto, no podemos dejar de mencionar que durante los últimos meses el equipo de Carro de Combate ha publicado dos nuevos libros: Los monocultivos que conquistaron el mundo y Al borde de un ataque de compras. En el primero de los libros, editado por Akal, resumimos el grueso del trabajo que Carro de Combate ha realizado durante estos años, con las investigaciones sobre la caña de azúcar, el aceite de palma y la soja, para analizar cómo la industria agroalimentaria ha cambiado la forma en que comemos, nos desplazamos, cultivamos y en muchos casos, incluso nos relacionamos. En Al borde de un ataque de compras, nuestra compañera Brenda Chávez da unas claves sencillas para simplificarnos el camino hacia el consumo responsable. Además hemos reeditado nuestra Agenda de Consumo Responsable para el año 2020

Generalmente solemos aprovechar nuestro aniversario para pedir a nuestrxs lectorxs que nos apoyen haciéndose mecenas. De hecho, en la planificación que elaboramos a principios de año para el 2020, planteamos un nuevo crowdfunding que íbamos a haber lanzado a finales de abril, pero que tendrá que esperar de momento. Aún podéis hacerlo aquí, si queréis apoyar nuestro trabajo de investigación, pero sabemos que es un momento difícil para todxs. Por eso, este aniversario lo que queremos pediros como regalo es que nos deis un poco de cariño en las redes sociales y en la vida real. Que habléis de nosotras a vuestrxs amigxs y familiares o a vuestrxs seguidores de Twitter o Instagram. Que les contéis por qué es interesante seguirnos y por qué creéis que un proyecto como Carro de Combate es importante. Queremos pediros que, una vez más, os subáis al Carro de Combate y nos ayudéis a llegar a más gente. En este Primero de Mayo, di a todo el mundo #YoMeSuboAlCarro.