Novedades de la campaña «Por un azúcar menos amargo»

Continuamos informando sobre cómo transcurre la campaña 500 mecenas | 5 euros «Por un azúcar menos amargo» que hemos lanzado en Carro de Combate para escribir un e-book sobre el origen del azúcar.

Os recordamos que el e-book se publicará independientemente de la financiación que obtengamos. Su publicación está prevista el 1 de mayo, pero no tendréis que esperar tanto para comenzar a leer: el próximo 15 de enero lanzaremos un capí­tulo introductorio que dará algunas claves sobre los puntos en los que se centrará nuestra investigación. En el mes de marzo prevemos publicar otro capí­tulo completo.

Nuestro compromiso es el de una total transparencia en cuanto a la financiación del proyecto. En las próximas lí­neas hacemos un cálculo alzado de ese presupuesto; al final de la campaña, publicaremos en el blog una relación detallada de los gastos.

Si alcanzamos el objetivo de los 2.500 euros, las dos investigadoras y fundadoras del Carro de Combate, Laura y Nazaret, dispondrán de 1.000 euros para cada una, que destinarán a viajar para conocer sobre el terreno las diferentes aristas de la cuestión, y especialmente la situación en las plantaciones de caña. Un 10% de lo obtenido (250 euros si alcanzamos nuestro objetivo) serán para la retribución de la ilustradora Silvana Martins, colaboradora habitual de Carro de Combate. El 10% restante se reservará para gastos administrativos e imprevistos.

Laura Villadiego, desde el Sudeste asiático, empleará el dinero para viajar a paí­ses de la región donde se cultiva azúcar, como Tailandia (uno de los mayores exportadores mundiales) y Camboya (donde están aumentando los cultivos de azúcar en virtud de los cambios en el mercado del azúcar promovidos desde la Unión Europea). También investigará sobre el sector en Europa y hablará con diputados europeos y representantes de la iniciativa de azúcar sostenible Bonsucro.

Nazaret Castro, radicada en América Latina, empleará su presupuesto para recorrer algunas de las principales rutas azucareras de Brasil, como Riberí£o Preto (estado de Sí£o Paulo), Mato Grosso do Sul, Bahia o el estado de Pará, al norte del paí­s. En Brasil, el mayor productor de caña de azúcar del mundo y también el mayor exportador, la caña sigue siendo uno de los sectores más explotadores de mano de obra; en las regiones azucareras se registran importantes luchas campesinas e indí­genas contra el modelo del agronegocio industrial. El debate sobre los biocombustibles también está en el punto de mira: recabaremos opiniones en Sí£o Paulo, el mayor motor económico del paí­s.

Calculamos que el coste total del proyecto será mucho mayor, especialmente si incluimos una remuneración para sus autoras. Por ello, el e-book seguirá a la venta después de la campaña de mecenazgo para el que esté interesado en adquirirlo. Consideramos, sin embargo, que la información más importante debe estar a disposición de los lectores de forma gratuita por lo que colgaremos en el blog los extractos que consideremos esenciales.

Incentivos para los mecenas

Y nuestros mecenas, ¿qué obtendrán como recompensa por apoyarnos? Además de recibir gratuitamente el e-book y de las menciones de agradecimiento en el blog y en el libro, los mecenas formarán parte de una lista que recibirá de forma prioritaria nuestros contenidos exclusivos y que tendrá acceso privilegiado a la serie de informes sectoriales que Carro de Combate realizará después de la campaña del azúcar.

Como sabéis, hemos abierto una nueva ví­a de donaciones por transferencia, para aquellos a quienes les resulte más cómodo «“con ello, además, evitamos comisiones. Como estas donaciones no aparecen reflejadas en el contador de Paypal que aparece en la web, os informaremos también desde aquí­. En estos momentos, entre transferencias y Paypalya alcanzamos los 470 euros. Y sumando. Cada contribución ayuda.

De nuevo os damos las gracias por vuestro apoyo y os pedimos vuestra colaboración, no sólo mediante las donaciones, sino también ayudándonos a divulgar el proyecto. Depende de todos que el azúcar que llega a nuestras mesas sea cada vez menos amargo.

Para más información: Preguntas y respuestas sobre la Campaña «Por un azúcar menos amargo»